UN FOTÓGRAFO DE BODA ORIGINAL Y DIFERENTE

¡Hola! Soy Ramsés Collado y la verdad que no se como empezar a describirme sin parecer demasiado egocéntrico. Además si uno tiene nombre de faraón pues se complica un poco más. Pero de alguna forma tengo que empezar a contarte quien soy.

Me considero un fotógrafo de bodas poco convencional, amante de la fotografía y la creación artística. En la actualidad dirijo mi propio estudio creativo especializado en fotografía de bodas donde doy rienda suelta a la imaginación en cada proyecto que abordo. Manteniendo la misma ilusión y empeño que al principio de mi carrera.

Desde 1995 compagino la producción de mi obra personal con la realización de proyectos y encargos profesionales. Especializándome en la fotografía de bodas. Un camino largo y complicado pero lleno de satisfacciones. Buenos momentos compartidos con compañeros de profesión, amigos y clientes a los que siempre les estaré agradecido.

En al año 1997 obtengo el título de grado superior especialista en imagen fotográfica. Es cuando empiezo a ser consciente del poder y la magia implícita en el medio fotográfico. En estos años empiezo a crear mis cuadernos de viaje y mis series fotográficas. Compaginándolo todo con la realización de reportajes de bodas.

FOTOGRAFÍA DE BODA

En mis inicios en la fotografía de boda cuando tan sólo contaba con 17 años, trabajé y aprendí el oficio de fotógrafo siendo “célula”. Este término probablemente sólo lo conocerán los fotógrafos que pertenecen a la vieja escuela. Los nuevos fotógrafos de bodas suelen desconocer que esto en su día era un trabajo (ya casi o totalmente en deshuso).

MI PRIMER TRABAJO COMO FOTÓGRAFO DE BODAS EN 1995

Ser célula era el trabajo como ayudante del fotógrafo de bodas. Consistía en dar luz de relleno con un segundo flash al fotógrafo mediante una célula fotosensible. Esta célula hacía saltar el destello en sincronía con la luz del flash principal. En los tiempos en los que nadie quería ser fotógrafo de boda y mucho menos ayudante (ahora todos quieren serlo porque “mola mucho” o “está de moda”), un reportaje sin célula era muy pobre a todos los niveles. Y no era para nada menos importante que el trabajo del fotógrafo principal. Además de tener su técnica y metodología. Sinceramente recuerdo aquellos años con cariño. Unos años más tarde comenzé como suele decirse “a volar solo” y a tener mis propios ayudantes.

Podría contar mil anécdotas de mis inicios en la fotografía de bodas. Pero google recomienda que no os aburra demasiado para que no os vayáis a otros lares y permanezcáis otro poquito en esta página. De modo que voy a intentar ir resumiendo.

TRAYECTORIA PROFESIONAL

Durante mi trayectoria he tenido multitud de colaboraciones y encargos profesionales de los que me siento orgulloso. Como mi etapa docente entre 2003 y 2007 impartiendo talleres y monográficos especializados en fotografía artística y de laboratorio profesional en blanco y negro. Esto cursos estaban diseñados tanto para aficionados como para profesionales. Los realizaba en la delegación de juventud de Móstoles en Madrid junto al fotógrafo Fernando Flores Huecas.

En este mismo período la empresa Coca-cola me encarga y me compra unas ideas y bocetos creativos. Necesitaban una imagen de campaña que representara a uno de sus nuevos productos que iba a salir al mercado.

TRAYECTORIA ARTÍSTICA

Por esas mismas fechas recibo una mención especial en la primera edición de Artegory. “Un nuevo lenguaje en técnicas mixtas”. Participaron más de 700 artistas de 40 países distintos. Siendo seleccionado por un eximio jurado constituido por:

  • María José Salazar (conservadora jefe del Museo Nacional centro de arte Reina Sofía)
  • Eduardo Alaminos (director del museo de Arte Contemporáneo de Madrid)
  • Pablo Siegrist (Profesor de la Universidad CEU San Pablo)
  • Gloria Bosch (directora de los espacios de arte de la Fundación VilaCasas)
  • Ignacio Vicens (arquitecto)

He realizado exposiciones a nivel nacional e internacional. Entre otras cabe destacar “ESASPERATISMO” en la galería Imagine Nea en Nápoles, Italia. He conseguido varios premios y menciones en diversas publicaciones especialidadas en fotografía artística como en la revista nacional Arte Fotográfico que publiqué mi portfolio “Vida y muerte en el edén”.

En la actualidad la producción de mi obra artística está centrada en nuevos lenguajes y series creativas de investigación personal y en la fotografía de bodas. Donde sigo creando e investigando nuevas fórmulas para innovar en el reportaje nupcial.